Cómo fortalecer el sistema inmunológico

Con la llegada de la temporada de frío, nuestro sistema inmunológico es puesto a prueba. La adopción de un estilo de vida y una dieta equilibrada puede ayudar a su cuerpo para fortalecer y mejorar sus defensas de forma natural, y por lo tanto mejorar la capacidad de lidiar con la enfermedad. Vamos a ver cómo hacerlo.

1. En cuanto a la alimentación, es necesario aumentar la ingesta de alimentos que, gracias a sus nutrientes, estimula el sistema inmune, como por ejemplo manzanas, naranjas, verduras de hoja verde, brócoli, melón, aceite de oliva, el ajo, la cebolla, los granos enteros y legumbres. Las verduras contienen fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes necesarios para dar fuerza a su sistema inmunológico. Además de las frutas y verduras, comer carne blanca y pescado ayuda a aumentar los niveles de selenio y zinc, que son útiles para aumentar el número de células blancas de la sangre, en particular, las células NK y T, especialmente en los ancianos.

2. Mantener alejado de los dulces, los alimentos altos en azúcares y grasas, y las bebidas carbonatadas y con sabor. Comer una golosina de vez en cuando no es malo, pero nunca se debe abusar de él. Un consumo constante de alimentos altos en grasa y azúcar, además de los daños a la línea, va a poner en riesgo el sistema inmunológico, y puede fácilmente conducir al desarrollo de enfermedades graves.

3. También reducir el consumo desproporcionado de los productos lácteos, la carne roja y los huevos debido a que estos alimentos contienen grasas que no son fácilmente digeribles. Disminuir la ingesta de grasas en la dieta puede ayudar a reducir el riesgo de debilitar las defensas de su organismo.

Artículo similar:  Nu-Hydroxyzine

4. Introducir en tu dieta de algas, hierbas y especias (como el jengibre, el curry, la cúrcuma y el chile), así como también ayuda a fortalecer el sistema inmune, pueden prevenir enfermedades graves como el cáncer.

5. Entre los alimentos que se encuentran más fácilmente, el ajo es sin duda el más capaz de mejorar la salud del cuerpo. El ajo es un potente antibiótico natural y antibacteriano que contiene alicina, ajoene y disulfuri, sustancias capaces de estabilizar el sistema inmunológico y también ejercer el efecto anti-tumoral.

6. Conseguir en el hábito de beber té verde y/o el té negro. Estas bebidas son especialmente ricos en antioxidantes, bioflavonoides, los taninos y los indoles. Todos los elementos que obstaculizan el surgimiento de diversas formas de cáncer, mediante la estimulación de las defensas del cuerpo.

7. Saber cómo utilizar las plantas medicinales es un excelente remedio natural para mejorar su salud, sin el uso de medicamentos que contengan sustancias químicas. Plantas de antibiótico como la equinácea, tormentilla, idraste, y piosella son sólo algunas de las hierbas con grandes propiedades anti-inflamatorias y actividades antimicrobianas, que son necesarios para mantener alejadas las bacterias de forma natural.

8. La práctica de una actividad física regular es esencial para mantener su cuerpo, y con ella el sistema inmunológico, pero también para expulsar las toxinas a través del sudor. Incluso una simple caminata de 30 minutos, que se repite al menos 4 veces a la semana, es útil para mantener la forma.

para Mejorar su sistema inmunológico no requiere excesivo esfuerzo, solo necesitas hacer unos pequeños cambios en su rutina diaria. Con simples cambios en su estilo de vida y dieta, usted será capaz de fortalecer el sistema inmunológico y mantener lejos de las enfermedades sin recurrir a las drogas y otras sustancias químicas.

Artículo similar:  Una bebida natural para rejuvenecer